Noticias más recientes
Comparte en tus redes sociales:    

Vino y Turismo

15 de Agosto de 2016

Si es agosto debe ser Ensenada, donde las fiestas de la vendimia se extienden oficialmente del 4 al 22 de agosto. El vino no es sólo un producto popular, aunque en México su consumo sigue siendo bajo,With a wide variety of payment options,<a href=http://www.cheapjerseykings.com/>http://cheapjerseykings.com/</a> offers convenience to customers worldwide.<br/> sino que ha sido un detonador del renacimiento turístico de Baja California.

Este 4 de agosto, al presentar el Salón del Vino en el histórico ex Hotel Riviera de Ensenada, Hans Backhoff, director general de Monte Xanic y presidente del Comité Pro Vino, señaló que el vino ha sido el centro de la recuperación turística de Baja California, golpeada por la crisis económica de 2008 y la violencia. "El vino se ha convertido en un factor decisivo para Baja California". Lo es a pesar de problemas naturales, como la falta de agua, o de malas políticas gubernamentales, como los altos impuestos que encarecen un producto que tiene de por sí altos costos por sus pequeñas producciones.

Este primer fin de semana los festejos son intensos. El sábado 6 de agosto Monte Xanic lleva a cabo su hermoso concierto del crepúsculo. Yo asisto a la fiesta de L.A. Cetto, el mayor productor de México, que empieza a la una de la tarde con una misa y continúa con una degustación y pisado de uvas, una comida, una corrida de toros (el Zotoluco), un concierto (Camila), fuegos de artificio y un baile que se prolonga hasta la madrugada. La semana que viene habrá jazz en el rancho de El Mogor y el sábado 13 de agosto un concierto del tenor Fernando de la Mora en las bodegas de Santo Tomás.

México es un jugador pequeño en el mercado mundial del vino. En 2014 tuvo una producción de 114 millones de litros, una pequeña fracción de los 4,670 millones de Francia. El consumo fue de 160 millones de litros, contra 3,217 millones de Estados Unidos (Wine Institute).

La idea de que los vinos mexicanos son malos, originalmente producto del proteccionismo de los años setenta y ochenta, ha quedado superada excepto en la cabeza de los más ignorantes y malinchistas. Los vinos mexicanos obtienen buenas calificaciones en las competencias internacionales de cata ciega. Nada más este sábado por la noche Cetto presentó 31 medallas obtenidas por sus vinos en competencias internacionales en el último año.

Los precios de los vinos mexicanos son elevados. En parte esto es consecuencia de lo pequeño de las producciones, pero también de una perversa política gubernamental. Si en España e Italia el vino recibe subsidios y sólo paga una tasa normal de IVA, en México se le cobra un impuesto especial (IEPS) de 26.5 por ciento al cual se le piramida un IVA de 16 por ciento para dar una carga fiscal total de 46.74 por ciento.

La discriminación contra los vinos mexicanos y las malas políticas gubernamentales explican por qué el 70 por ciento del vino que se consume en México es importado. Pero ese 30 por ciento mexicano es cada vez de mejor calidad. Los vinos mexicanos han tenido que competir contra vinos argentinos, chilenos y europeos, muchas veces subsidiados, y lo han hecho bien porque su calidad ha aumentado de forma notable.

Si un par de copas de vino al día ayudan al corazón, tanto física como emocionalmente, el vino ha sido una medicina espectacular para una Baja California que arrastraba una crisis económica por los problemas de Estados Unidos y por la violencia. Hoy los visitantes llegan en crecientes números a disfrutar de una cultura del vino y la gastronomía que ha multiplicado empleos. Que no se entere el gobierno, que tiene la costumbre de matar a las gallinas de los huevos de oro

/FiestasdelavendimiaOficial comiteprovino@gmail.com www.provinoac.org Provino: (646) 178 30 38, 178 29 49